Ribera del Duero

Vega Sicilia Único 2009 Magnum

98 Parker

817,50

3 disponibles

Vega Sicilia Único 2009 Magnum es la máxima expresión de una de las Bodega con más historia de la Ribera del Duero, Vega Sicilia.

Solo dos variedades, Tempranillo y Cabernet Sauvignon, son suficientes para conseguir un coupage impresionante. Cultivadas en el Viñedo, Finca Vega Sicilia. En concreto en 40 de las 210 hectáreas que lo conforman. Donde las viñas tienen una media de 35 años de edad y una altitud de entre 700 y 900 metros.

Tras un proceso de elaboración meticuloso, el vino cuenta con uno de los periodos de crianza más largos del mundo, mínimo 10 de años entre madera y botella. Alternando barricas de madera francesa y americana.

El resultado es un vino amplio, profundo y suculento. Un referente mundial, dentro del linaje de los vinos.

Hablamos de 3.390 botellas de un vino mágico, que roza la excelencia según las principales guías sobre Vinos.

SKU: T12725 Categorías: , Denominación de Origen: Ribera del Duero Región: Castilla y León Bodega: Vega Sicilia Cosecha: 2009 Uva: Cabernet Sauvignon Tempranillo

Marca: Vega Sicilia Único Magnum
Uva: 94% Tempranillo y 6% Cabernet Sauvignon
Tipo: Tinto
Región: Castilla y León
Bodega: Vega Sicilia
Añada: 2009
Graduación: 14 vol.
Volumen: 150 cl
D.O: Ribera del Duero
Consumo: Temperatura ideal entre 17°C y 18°C
Producción: 3.390 botellas

Nota de Cata

Vega Sicilia Único 2009 es un tinto de la DO Ribera del Duero, de color cereza oscuro con ribetes granates.

Complejo en nariz, con aromas a fruta madura, confitada. Con especias dulces y notas de ebanistería.

En boca, es firme, delicado, especiado y con un final muy largo.

Edad de las barricas: nuevas y usadas

Periodo de Crianza: 10 años

Tipo de madera: francesa y americana

El proceso de elaboración de este vino es muy riguroso. Empieza con una vendimia manual, trasportando las uvas en cajas pequeñas de 12 kg. En concreto, ese año la vendimia fue del 23 de septiembre al 3 de octubre.

Una vez en Bodega, se realiza la fermentación a temperatura controlada en depósitos de madera con levaduras autóctonas. Lo mismo ocurre con la fermentación maloláctica.

Después empieza un periodo de crianza, larguísimo para cualquier vino tinto. Hablamos de casi 10 años entre madera y botella. Pasando de barricas de madera francesa a las americanas, nuevas y usadas. En tinos de 20.000 litros para controlar los tiempos en cada una de ellas.

Por último, pasará un tiempo en botella para completar el proceso de crianza. Lo habitual son 6 años en madera y 4 en botella.